Analizando históricamente el Ministerio del Tiempo: capítulo 23 - Tiempo de espías

La Operación Mincemeat

Por Sergio de la Gándara

La Operación Mincemeat es, en este caso, el tema sobre el que gira todo el capítulo que nos ocupa hoy. Los desgranaremos a continuación, pero por introducirlo brevemente, fue una operación británica llevada a cabo durante la II Guerra Mundial para engañar a los alemanes y hacerles creer que las tropas aliadas iban a desembarcar en los Balcanes y Cerdeña, cuando realmente el objetivo era invadir Sicilia.

Origen

¿Por qué Sicilia? Tras la campaña en África, llegaba el momento de entrar en el viejo continente, y para ello lo más idóneo era a través del Mediterráneo a Italia, y la puerta para conseguirlo era Sicilia.

Giraud, Roosevelt, De Gaulle y Churchill en la conferencia de Casablanca

Por ello, en la Conferencia de Casablanca de 1943, Churchill y Roosevelt acordaron llevar la Operación Husky, es decir, invadir Sicilia. Pero Sicilia es un campo de batalla muy complicado debido a su relieve y orografía, si sabían dónde iban a desembarcar podían derrotar fácilmente a las tropas aliadas asumiendo pocas bajas. Hay que recordar que en la isla se encontraban bases militares tanto italianas como alemanas, como la Luftwaffe.

Para poder llevar a cabo la invasión con éxito había que engañar al enemigo, y para ello Sir Charles Cholmondley y el capitán de corbeta Ewen Montagu, de la División de Inteligencia Naval, decidieron repetir el señuelo de la batalla Alam Haifa en 1942.

Equipo responsable de la Operación Mincemeat

Planteamiento de la Operación

En un momento se planteó utilizar como mensajero a un piloto de la Royal Air Force, pero ante que sería poco convincente, se decidió que el cuerpo debía pertenecer a un capitán de la Marina Real con aspiraciones de Mayor para darle más credibilidad, que sufriría un accidente, ya que en este momento eran bastante frecuentes los viajes entre África y Reino Unido.

Respecto al lugar para el mensaje, se decidió que debía ser en Huelva por diversas razones, aunque fue vital la

presencia en la zona de Adolf Clauss, uno de los espías alemanes con mayor credibilidad, que tras su participación en la Legión Cóndor, fue nombrado jefe de la Abwehr en Huelva.

Por tanto, ya solo nos queda la identidad del mensajero y la documentación. Como hemos comentado anteriormente, era un capitán de la marina Real con aspiraciones de mayor, pero como estos eran pocos, se decidió utilizar el nombre más común entre ellos, William Martin.

Identificación del "Mayor William Martin"

La documentación preparada no debía ser directa para evitar que les descubrieran, por ello, "William Martin" llevaba un maletín en el que se encontraba una serie de correspondencia entre el Alto Mando Aliado. Se trataba de cartas de Lord Louis Mountbatten (Jefe de Operaciones Coordinadas) al Almirante Andrew Cunningham, y de Sir Archibald Nye (Viceprimero del Estado Mayor) al general Sir Harold Alexander (jefe del Ejército Aliado en África del Norte y Oriente Medio).  Además, dichas cartas fueron firmadas por los propios interlocutores para evitar que les descubrieran a través de la caligrafia. El mensaje, aunque indirecto, era claro: Sicilia no es el objetivo, la misión es entrar por las playas de Kalamata y el cabo Araxos (Grecia).

Ejecución de la Operación Mincemeat

HMS Seraph

Para llevar el cadáver con el mensaje, el 19 de abril de 1943 sobre las 18.00 zarpó de Holy Loch el submarino HMS Seraph bajo el mando del teniente-comandante N. A. Jewell. El 30 de abril, cerca de la costa de Huelva, sobre las 4.30 am, el submarino salió a superficie para liberar los restos mortales de “William Martin” junto a un bote salvavidas de las Fuerzas Aéreas.

Esa misma mañana, el cadáver llegó a la playa de Mata Negra, donde unos pescadores lo llevaron hasta lo orilla, fue puesto en conocimiento de las autoridades y el juez de la Marina Mariano Pascual fue el encargado del levantamiento del cadáver. En la autopsia, se dictaminó que había muerto hacía algunos días y que carecía de mordeduras típicas de los peces en estos casos, pero los espías alemanes no lo tuvieron en consideración. Adolf Clauss fotografió los documentos y se remitieron a Berlín donde fueron tomados como verdaderos solo 14 días después del suceso.

Consecuencias

Tras la recepción de la documentación en Berlín, los alemanes enviaron varias divisiones de acorazados desde Sicilia a Grecia, desde Francia una de panzers, una flota de dragaminas, etc. Sicilia quedó bastante desprotegida y el 10 de julio de 1943 se inició la invasión de Sicilia, pese a ello el Führer pensó que se trataba de una distracción y mantuvo las tropas en la zona, finalmente el 17 de agosto la campaña acabó con pocas bajas para los aliados.

Respecto a William Martin, estudios posteriores han demostrado que se trataba de Glyndwr Michael, un mendigo galés que se había suicidado con veneno para ratas y que había llegado al hospital de St. Pancras. Glyndwr fue enterrado en el cementerio de Huelva, donde, todavía hoy, Isabel Naylor lleva flores cada primer domingo de noviembre.

 

 

Los orígenes del fútbol

Por Luis Miguel Fernández-Montes

"Todo lo que sé con mayor certeza acerca de la moral y las obligaciones del hombre, se lo debo al fútbol".

Albert Camus

El fútbol. Odiado y amado a partes iguales, hablar de él nunca deja a nadie indiferente. Creador de pasiones indescriptibles que van de la alegría más exultante a la más mísera de las tristezas.

El llamado “deporte rey”, ha estado siempre muy presente a lo largo de la serie. Basta recordar al entrañable bedel del Ministerio, seguidor acérrimo (como un servidor y como Javier Olivares) del Atlético de Madrid o alguna mención a Luis Aragonés (otro grande de España).

Primera foto del Recreativo de Huelva, hacia 1906

En este episodio se nos habla de cómo los ingleses trajeron el fútbol a España a través de los trabajadores de las minas de Riotinto (Huelva) y, aunque se suele olvidar, los que se asentaron en Vigo. Claro, todos aquellos a los que os guste el fútbol pensaréis que voy a hablar del Recreativo de Huelva, el Decano. Pues, aunque este club es ciertamente el más antiguo que hoy existe (fundado en 1889) no fue el primer equipo de fútbol oficial en nuestro país. Este honor corresponde al Cricket y Foot-Ball Club fundado en Madrid en 1879, organizado íntegramente por españoles. Los primeros partidos se disputaron en el Real Hipódromo de Madrid que el rey Alfonso XII había cedido para tal efecto. De hecho, el monarca se convirtió en el primer Presidente de Honor del club. Esta relación entre la Corona y el fútbol será muy importante para el desarrollo de este deporte en nuestro país como veremos a continuación.

La plantilla del Athletic Club, vencedora de la primera Copa de España, en 1903.

Se sabe que algunos clubes surgieron en la capital, pero fueron tan efímeros que apenas han dejado huella en la Historia. Quien sí lo hizo fue el ya mencionado Huelva Recreation Club—el actual Recre—a los que siguieron, ya en el siglo XX, asociaciones como la Football Asociació, primer equipo catalán surgido a finales del año 1900. Al año siguiente surgen las primeras competiciones como el Campeonato de Madrid de Foot-Ball Association o el Campeonato de Cataluña de Football (antecedentes de la actual Copa del Rey), surgidos prácticamente al mismo tiempo. No podemos pasar por alto el nacimiento en 1898 del Athletic Club de Bilbao y un año después el del Fútbol Club Barcelona.

En 1909 surge por primera vez una asociación de clubes españoles, la Federación Española de Clubs de Football y, debido a las desavenencias entre algunos de los equipos la Unión Española de Clubs de Foot-ball.

Estas “protofederaciones”  que llegaron a organizar torneos

Así lucían las primeras indumentarias de los equipos de fútbol. Ésta en concreto es la del Athletic Club de Madrid.

paralelos de la Copa del Rey, tuvieron que firmar la paz en 1913 para integrase en la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA). Fue así como como nació la Real Federación Española de Fútbol—no hay constancia de que Villar ya fuera el presidentecon el auspicio del monarca Alfonso XIII, declarado aficionado de un club surgido en Madrid en 1903 gracias a un grupo de simpatizantes del club vasco Athletic Club pertenecientes a la Escuela Especial de Ingenieros de Minas, el Athletic Club de Madrid.

En 1926 tras un largo proceso de debate, los clubes aprueban el Primer Reglamento del Fútbol Profesional español, sentando las bases para el surgimiento del campeonato nacional de Liga, cuya primera edición se disputó en 1929. El primer campeón de Liga fue el Foot-Ball Club Barcelona tras decidirse el título en la última jornada al ganar los catalanes al Real Unión Club de Irún y perder el Real Madrid Foot-Ball Club (que había nacido en 1902) ante el Athletic Club. Como vemos, poco hemos cambiado desde entonces.

Real Hipódromo de Madrid, lugar donde se disputaron los primeros encuentros de fútbol en España.

En 1920, la Selección Española de Fútbol jugó su primer partido oficial en Bruselas ante Dinamarca, durante la competición de los Juegos Olímpicos de Amberes. La actuación del combinado español fue bastante meritoria, pese a actuar como amateurs, consiguiendo la medalla de plata.

Cabe destacar que el fútbol femenino vivió en la clandestinidad hasta 1970, cuando se fundaron los primeros equipos españoles, Mercacredit y el Sizam, posteriormente renombrado como Olímpico de Villaverde. Ambos equipos disputaron el primer partido de fútbol femenino en España en el campo de Boetticher, del barrio de Villaverde, Madrid. Los presenciaron 8000 espectadores que abarrotaron el campo, muchos otros se quedaron sin poder acceder, debido a la gran expectación levantada por el evento.


Bibliografía

Historia 2.0

Cuéntanos que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies