«Carlos emperador. Vida del rey césar», de Henry Kamen.

Información extraída de la nota de prensa de La Esfera de los Libros.
Para más información sobre el libro, pinche AQUÍ.

 El hispanista Henry Kamen publica la biografía coincidiendo con el quinto centenario de su llegada a España.

Tras varias biografías de importantes personajes de la Historia de España como Fernando el Católico o el Duque de Alba, el reconocido hispanista Henry Kamen publica el libro Carlos emperador, una biografía que ofrece una perspectiva única y total sobre Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico, una de las figuras más relevantes del mundo de hace cinco siglos, el llamado rey césar.

En 1517 un joven de diecisiete años llegó a las costas de un país del que acababa de convertirse en rey, pero cuya gente no conocía y cuyo idioma no hablaba. España, tierra sacudida por la revolución, resultó ser un reto para el joven Carlos de Habsburgo. Pronto se enfrentó a nuevos retos cuando siendo emperador de Alemania fue llamado a confrontar una rebelión religiosa, y a buscar recursos para combatir invasiones musulmanas por tierra y mar. Afortunadamente, contaba con las riquezas traídas de la lejana y rica América.

«Esta biografía, escrita quinientos años después de la llegada de Carlos de Gante a sus recién heredados reinos de España, pretende situar el lugar que él y su familia ocuparon en el rico y diverso panorama de aquellos tiempos. El siglo en el que nació se vio azotado por distintos conflictos nacionales, guerras sangrientas, tragedias demográficas y el derrumbamiento de las certezas religiosas; pero también fue un período de grandes avances en el conocimiento humano, el arte y la filosofía», explica Henry Kamen, Gran Cruz de la Orden Civil Alfonso X el Sabio por su contribución a la cultura.

 Carlos emperador pone de manifiesto la gran personalidad del césar y ofrece el retrato ameno y riguroso de una época esencial de la historia de España, basándose en investigaciones en cinco idiomas sobre la vida pública y privada del emperador. «La desfavorable imagen de Carlos V (que no está basada ni en hechos ni en investigaciones históricas) constituyó un curioso fenómeno generalizado, dado que este era un emperador que amó España, dedicó una enorme atención a sus asuntos y, finalmente, decidió pasar sus últimos días en ella. Gracias en parte a él, España se encumbró hasta convertirse en una potencia mundial. En España —el país al que elevó a un estatus mundial— nunca fue apreciado como un héroe nacional, y solo en el siglo xx los historiadores comenzaron a prestar la debida atención a sus logros», dice el autor de libros como  El gran duque de AlbaBocetos para la historia, El rey loco, España y Cataluña o Fernando el Católico.

Irene Godino Cueto

Cuéntanos que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies