El jardín de una bruja

Muchas de las llamadas brujas o meigas fueron llamadas así por los “poderes” que poseían pero estos no eran más que su conocimiento de las plantas y de sus usos. En esta cápsula histórica nos adentraremos en lo que podría haber sido un pequeño jardín de una “bruja”. Bajo vuestra responsabilidad queda el uso de esta entrada :p

  • Belladona (Atropa belladonna):  esta planta pertenece a la clásica farmacopea de las "hierbas de las brujas". Para muchas tradiciones europeas, la belladona ha sido -y sigue siendo- objeto de creencias, leyendas y fábulas diversas. Fue utilizada en el antiguo Egipto como narcótico; en las orgías dionisíacas griegas como afrodisíaco, en las ofrendas romanas a Atenea, diosa de la guerra, para provocar
    Belladonna

    Atropa belladonna

    el fulgor en la mirada de los soldados, en Siria para "alejar los pensamientos tristes", y en tierras celtas y centroeuropeas para honrar a Bellona, diosa de la guerra. En la Edad Media su uso y difusión pasa a ser secreto y se relaciona con Paracelso y otros autores vinculados a la alquimia, así como con las mujeres de conocimiento conocidas como "brujas". Esto es posible debido a que contiene alcaloides tropánicos que pueden provocar taquicardia, alucinaciones, visión borrosa, pérdida de equilibrio, sensación de estar volando… En la Italia del siglo XVIII, las mujeres utilizaban un cosmético hecho con belladona  (donnas bellas) en forma de colirio, que dilataba las pupilas provocando así unas miradas intensas.

  • Saúco (Sambucus nigra): El saúco es conocido como árbol de las brujas y de la muerte. Se cuenta que la bruja recurría con regularidad a todas sus partes: hojas, flores, fruto y corteza. Según la tradición irlandesa, las brujas volaban sobre escobas hechas de la corteza del saúco. Existen leyendas que cuentan que la Madre Saúco perseguía y atormentaba a los propietarios de muebles hechos con saúcos talados. El vino extraído de sus bayas servía de medicina o remedio herbal para constipados y asma, además de para aplicar friegas en pecho y garganta(1).
  • Dedalera. Brujas

    Dedalera. (Imagen: Photos.com/Photos.com/Getty Images)

    Dedalera (Digitalis purpurea): La distintiva flor de la digital - cuya forma, similar a un dedal, dio lugar a su nombre- y sus hojas, contienen una poderosatoxina, la digitalina, que afecta el funcionamiento cardíaco. Extremadamente venenosas si se consumen, el extracto del principio activo ha sido empleado como medicación para la arritmia y otras deficiencias cardíacas desde finales del siglo XVIII. Con respecto a esta planta existe una bonita leyenda que dice que las zorras se ponían las flores en sus patas para disimular sus huellas cuando se acercaban a sus presas, por eso en la tradición anglosajona se la conoce como floxglove. En Galicia existe otra leyenda que dice que donde crecen las dedaleras es donde bailan las meigas las noches de luna llena. Además, tenía fama de planta útil contra las mordeduras de la víbora.Las referencias escritas más antiguas, se encuentran en Irlanda, hacia el siglo XI. En Gales se han recogido tradiciones muy antiguas, donde la dedalera se la considera como planta protectora contra los malos espíritus.

  • Estramonio (Datura stramonium): Se tiene constancia que dicha planta era usada por los antiguos griegos en las fiestas en honor al dios Dioniso. El estramonio fue cultivado en Inglaterra por John Gerard, hacia el final del siglo XVI, a partir de semillas obtenidas en Constantinopla (Turquía). En inglés recibe el nombre de jimsonsweed porque en la ciudad de Jamestown, en Virginia, en el siglo XVII unos soldados británicos resultaron envenenados por accidente cuando trataban de contener la rebelión de Bacon. Se dice que las brujas la usaban para provocar alucinaciones.

Ilustración de Vicente Hernández realizada para Historia 2.0 © VICENTE HERNÁNDEZ ALONSO. Todos los derechos reservados /All rights reserved. PROHIBIDA su utilización.

Ilustración de Vicente Hernández realizada para Historia 2.0 © VICENTE HERNÁNDEZ ALONSO. Todos los derechos reservados /All rights reserved. PROHIBIDA su utilización.

  • Mandrágora (Mandragora officinalis): Vicente ha hecho una maravillosa ilustración de una mandrágora y de una bruja. Dice la tradición que las raíces tienen poderes mágicos. Se creía que chillaba si alguien intentaba arrancarla de la tierra (¿de qué os suena esto? :p), porque supuestamente había crecido de la semilla de una persona asesinada. En consecuencia, para evitar que crecieran demonios e las raíces, se dibujaban tres círculos en torno a la planta con una espada de doble filo. Las brujas recogían la mandrágora por la noche, la lavaban con vino y la cubrían con seda y terciopelo. Cuando es machacada, la mandrágora provoca alucinaciones seguidas de un trance similar a la muerte. La raíz podía también provocar locura, y se utilizaba en pociones de amor y ungüentos para volar. En 1630 fueron ejecutadas tres mujeres en Hamburgo por demostrarse que tenían la planta, y en 1603, en Orleans, otra fue ahorcada por esconder una mandrágora con forma de demonio, supuestamente, de mona. Según creencias populares crecía bajo los patíbulos donde caía el semen a veces eyaculado por los ahorcados (durante las últimas convulsiones antes de la muerte o por erección y eyaculación postmortem). Era usada tanto en magia negra como en magia blanca, ya que es venenosa y curativa al mismo tiempo, según el uso; y cuando juzgaron a Juana de Arco la acusaron de usar la planta porque pensaban que ese era el pecado de que oyera voces.
  • Hierba de Santiago (Jacobaea vulgaris): En Irlanda las brujas empleaban esta planta, también conocida como “caballo de hada” en inglés, para sus ungüentos para volar, y las hadas irlandesas se ayudaban de sus flores para moverse. Está indicada en problemas circulatorios, (como en varices), que además acelera la aparición de la menstruación y que por último combate las molestias ocasionadas por el ciclo menstrual. La Hierba de Santiago se ha utilizado desde época medieval hasta a mediados de siglo XX, siendo utilizado contra inflamaciones del ojo, para dolores y úlceras cancerosas, reuma, ciática y gota, para los casos dolorosos. Según algunos, aliviaría el dolor de las picaduras de abeja.
  • Serbal (Sorbus): de este árbol se decía que era capaz de neutralizar los efectos malvados de la brujería. Para protegerse, las víctimas llevaban también sus frutos a modo de collares, y creían que podrían salvarse si tocaban a una bruja con sus ramas.

(1)  Barak, V; Halperin, T; Kalickman, I (2001). «The effect of Sambucol, a black elderberry-based, natural product, on the production of human cytokines: I. Inflammatory cytokines». European cytokine network 12 (2): 290–6. PMID 11399518.

Bibliografía:

Patricia Á. Casal

4 comments

  1. Phosphobos 16 Marzo, 2016 at 02:01 Responder

    De las plantas listadas la que más reconozco es la mandragora, esto debido claro a las numerosas apariciones que ha tenido en varios medios, por ejemplo en la película El Laberinto del Fauno y en el videojuego Haunting Ground (no solamente Harry Potter jaja).

    Interesante artículo, aunque tengo una sugerencia, deberías poner el nombre científico de cada planta, esto para evitar los problemas de los nombres comunes (que pueden referirse a mas de una planta).

  2. Aina 16 Marzo, 2016 at 08:42 Responder

    Los nombres científicos de las plantas son:
    Mandrágora: Mandragora officinalis
    Saúco: Sambucus nigra
    Belladona (aunque lo pone en la imagen): Atropa belladonna. No he encontrado ninguna referencia a su uso en el antiguo Egipto… (en Grecia, sí; se supone que su zumo podría haber sido exprimido en el vino de las bacantes, pero seguro seguro, no se sabe… en cuestiones de hierbas mágicas, hay mucha especulación.)
    Estramonio: Datura stramonium (y, en algunos casos, Datura metel; en general, el género Datura tiene sus peculiaridades bioquímicas…)
    Hierba de Santiago: imagino que será la Jacobaea vulgaris…?
    Serbal: Sorbus sp (podrían ser varias especies…)

    Yo añadiría los beleños (Hyoscyamus, blanco H. albus, negro H. niger, de los que sí consta su uso en Egipto, y cuyos humos algunos sugieren habrían sido respirados por la Pitia en Delphos para profetizar. : )

    Aunque su temática es mucho más amplia, el libro de Evans Schultes, Hofmann y Rätsch sobre “Las Plantas de los Dioses” tiene buena información al respecto. Otros, en cambio, ponen en duda todo el tinglado de las plantas de las brujas (y lo argumentan bien, como Andy Letcher en “Shroom: A cultural history of the magic mushroom”).

    • Patricia Á. Casal
      Patricia Á. Casal 18 Marzo, 2016 at 18:30 Responder

      Muchas gracias Aina! Sí, has acertado con todas! Ahora mismo lo actualizo 🙂

      Sí, hay mil plantas con historias geniales. Iré subiendo más entraditas respecto a esto.

      Gracias por tu comentario y le echaré un ojillo a ese libro que comentas! Un saludo!

Cuéntanos que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR