¿Por qué termina el año el 31 de diciembre?

Hoy 31 de diciembre termina 2017 y comienzan un año con 365 días llenos de oportunidades para aprender, mejorar y al menos ir dos semanas al gimnasio. Pero, ¿por qué termina el año el 31 de diciembre? Pues la razón está en una pequeña ciudad de la comarca de Calatayud (Zaragoza).

Entre la ciudad de Mara y Belmonte de Gracián se encontraba el oppidum celtíbero de Segeda. Este pequeño enclave —principal núcleo de los belos—  se enfrentó nada más y nada menos que a la todopoderosa Roma, con motivo de la ampliación en el 154 a. C. de la muralla que rodeaba al poblado. Dicha acción incumplía lo acordado con Roma, que impedía a todas las ciudades de la Celtiberia mejorar o refortificar sus defensas.

Sekaiza, tal y como era conocida por sus habitantes, hizo sus primeras acuñaciones entre los años 170 y 154 a. C., ases, unidades de bronce y divisores. Acuñaron también denarios de plata para pagar los tributos de Roma.

Sekaiza, tal y como era conocida por sus habitantes, hizo sus primeras acuñaciones entre los años 170 y 154 a. C., ases, unidades de bronce y divisores. Acuñaron también denarios de plata para pagar los tributos de Roma.

Roma aprovechó esta acción de Segeda para lanzar una gran ofensiva contra la región a la espera de que cayera como una fruta madura. Mientras tanto, en ciudad celtíbera se decide forjar una alianza con los arévacos —otro pueblo celtíbero cuya ciudad más importante era la archiconocida Numancia—, ante el ataque en ciernes de Roma. Por otro lado, en la capital de la República se abrió un intenso debate sobre cómo enfrentarse a esta campaña bélica.

El comienzo del año en Roma coincidía con la elección de los cónsules, que se realizaba en los idus de marzo, es decir, el día 15. Ello conllevaba que la preparación de la campaña se alargaría hasta principios del otoño, lo que suponía desaprovechar el verano y enfrentarse a cruzar los Alpes y los Pirineos en lo más crudo del invierno. Una vez más el pragmatismo se impuso. Se decidió adelantar la elección de cónsules, y por lo tanto el inicio del año, al 1 de enero, de este modo se pudo enviar al nuevo cónsul Quinto Fulvio Nobilior y a las legiones para enfrentarse a los habitantes de Segeda y sus aliados en pleno verano.

Así enero pasó a ser el primer mes del año romano, aunque los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre conservaron su nombre original que hacía referencia a su posición original en el calendario (7º, 8º, 9º y 10º).

Excavaciones arqueológicas en Mara (Zaragoza) donde se hallan parte de los restos de la antigua ciudad de Segeda. Fuente: www.turismodecalatayud.com

Excavaciones arqueológicas en Mara (Zaragoza) donde se hallan parte de los restos de la antigua ciudad de Segeda. Fuente: www.turismodecalatayud.com

Pese a que las tropas combinadas de Segeda y Numancia, acaudilladas por Caro de Segeda, consiguieron derrotar a las legiones romanas el día de la Vulcanalia (23 de agosto, que pasó a ser un día nefasto en el calendario romano), finalmente Segeda fue arrasada por Roma y condenada ostracismo histórico tras la mítica resistencia de su aliada Numancia. Pero, es por esta pequeña ciudad zaragozana que hoy desde Times Square en Nueva York hasta la Puerta del Sol en Madrid, miles y miles de personas darán la bienvenida a un nuevo año.

Calendario romano. Mosaico de meses. Anfiteatro El Djem, Túnez. Siglo III d. C. Museo Arqueológico Sousse, Túnez.

Calendario romano. Mosaico de meses. Anfiteatro El Djem, Túnez. Siglo III d. C. Museo Arqueológico Sousse, Túnez.

Todo el equipo de Historia 2.0 os desea una muy feliz salida y entrada de año. Que este 2018 os traiga todo lo que deseáis.

Luis Miguel Fernández-Montes y Corrales

Cuéntanos que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies