Análisis histórico: La dama de Oro (2015)

  • womaningoldposterTítulo original: Woman in Gold
  • Año: 2015
  • Duración: 107 min.
  • País:  Reino Unido
  • Director: Simon Curtis
  • Guión: Alexi Kaye Campbell
  • Música: Martin Phipps, Hans Zimmer
  • Fotografía: Ross Emery
  • Reparto: Helen Mirren, Ryan Reynolds, Daniel Brühl, Tatiana Maslany, Charles Dance, Katie Holmes, Antje Traue, Max Irons, Elizabeth McGovern, Jonathan Pryce, Tom Schilling, Moritz Bleibtreu, Anthony Howell, Allan Corduner, Henry Goodman
  • Género: Drama | Basado en hechos reales. Biográfico. Nazismo. Pintura

 

ALERTA DE SPOILER. Desde Historia 2.0 os aconsejamos que veáis la película antes de leer este análisis.

Artículo por: Ana Martínez

Dirigida por Simon Curtis, la película, basada en una historia real, nos sitúa a finales de los años noventa, recreando de forma fiel el litigio que María Altmann, una judía exiliada a Estados unidos durante la segunda guerra mundial, inicia con Austria para recuperar algunas de las posesiones más preciadas de su familia expoliadas por los nazis. Entre ellas destaca el retrato Adele Bloch-Bauer  del famoso pintor simbolista austríaco Gustav Klimt.  María se apoya en un joven abogado, Randol Shoenberg, también descendiente de judíos austríacos, para iniciar el proceso. Randol, reticente al principio, acepta una vez conoce el valor de los cuadros y juntos viajan a Austria para reclamarlos. Sin embargo, una vez allí se dan cuenta de que el gobierno austríaco va a ponerles muchas trabas en su búsqueda. Mediante unos cuidados flashbacks sobre la infancia y juventud de María, viajamos a  los años veinte, treinta y cuarenta para descubrir la historia del cuadro de Adele y de la  angustiosa huida de María y su esposo Friedrich de la Austria nazi. Destaca además la bella banda sonora a cargo de Martin Phipps y Hans Zimmer.

Untitled-1

María, nacida en 1916, pertenecía a una familia judía de clase alta de Viena. Desde niña estuvo envuelta en un gran ambiente cultural, debido en gran parte a que su tía Adele Bloch-Bauer era una mecenas que recibía en su casa a numerosos artistas y personalidades como los compositores Gustav Mahler, Richard Strauss y Johannes Brahms o el pintor Gustave Klimt, entre otros. El marido de Adele, Ferdinand Bloch-Bauer le había encargado a este último que hiciera dos retratos de su mujer, el primero en 1907,  el segundo en 1912, conocidos como Retrato de Adele Bloch Bauer I y Retrato de Adele Bloch-Bauer II respectivamente.

Adele, de salud frágil, falleció a la temprana edad de 43años de una meningitis en 1925, dejando como deseo que los dos retratos y cuatro paisajes más obra también de Gustav Klimt  pasaran a formar parte de la Austrian State Gallery. Los cuadros permanecieron en posesión de su marido Ferdinand hasta que éste tuvo que huir a Suiza dejando atrás sus posesiones debido a la ocupación y posterior anexión de Austria al régimen nazi en 1938.

Adele Bloch-Bauer y el Retrato de Adele Bloch-Bauer I

 

Ocupación nazi de Austria

La idea de anexionar Austria y Alemania databa ya de la primera guerra mundial, pero había sido echada abajo por los tratados de paz de la misma. Sin embargo, la Gran Depresión iniciada en 1929, hizo resurgir la idea, al considerar algunos sectores que la crisis económica sería mejor afrontada si ambos países se convertían en uno solo. Sin embargo, la causa principal de la anexión fue la creación de un estado pangermánico, "La Gran Alemania" como Adolf Hitler manifestaba en su Mein Kampf, la idea de conseguir la unión de todos los pueblos germánicos para crear un gran Reich, ya que "La gente de la misma sangre debería estar en el mismo Reich".

La anexión, conocida como Anschluss, no se produjo en unos pocos días, si no que fue una proceso gradual en el que Alemania  iba ejerciendo cada vez más presión política sobre Austria, además de la presión que los propios austríacos simpatizantes del partido nazi hacían desde dentro del país.

A pesar de ser el partido más votado en las elecciones de Abril de 1932, los nazis austríacos no consiguieron mayoría absoluta por lo que pasaron a la oposición, iniciando su estrategia de crear tensión en el país. El por entonces canciller Dollfuss decidió en 1933 gobernar por decreto, disolviendo el Parlamento y los partidos comunista y nacionalsocialista, transformándose su régimen en una dictadura fascista que reprimía a los social-demócratas que pretendían salvar la democracia tanto de los nazis como de Dollfuss.

Mientras tanto, los nazis austríacos se reorganizaron, asesinando a Dollfuss en unas revueltas en julio de 1934, aunque su intento de Golpe de Estado fracasó debido a que los seguidores del malogrado canciller consiguieron aislar y reducir a las bandas de nazis armados que intentaban perpetrarlo. Hitler rehusó enviar a la Wehrmacht, su brazo armado,  en apoyo a los nazis austríacos para evitar un enfrentamiento con Mussolini, partidario del régimen de Dollfuss y quien amenazó con enviar sus tropas a la frontera con Austria para sostener a los sucesores del canciller alemán.

anschluss_img

Anschluss. Supuso la incorporación de Austria a la Alemania nazi el 12 de marzo de 1938 como una provincia del III Reich

 

El nuevo canciller, Kurt Schuschnigg , siguió gobernando en la tónica de Dollfuss, mediante el llamado austrofascismo, intentando evitar a toda costa la anexión con Alemania, mientras que los nazis austríacos se organizaban cada vez mejor llevando a cabo numerosos atentados entre 1934 y 1938.

Debido a esta situación de creciente tensión, Schuschnigg decidió convocar  un referéndum en 1938  para dirimir el asunto de la anexión, pero antes de que esto fuera posible, el partido nazi austríaco  perpetró un golpe de estado causando el caos mediante más atentados y otras formas de violencia,  intentando crear una situación de guerra civil en el país.

Aprovechando este desorden, las tropas del Wehrmacht entraron en Austria para hacer cumplir el Anschluss el 12 de Marzo de 1938,  realizando los nazis un plebiscito al mes siguiente, en el que no pudieron votar los judíos,  afirmando que un 99,7% de la población estaba a su favor. Hitler recuperó además el favor de Italia asegurándole personalmente a Mussolini que no intentaría reclamar concesiones territoriales a su país.

Una vez realizada la anexión, se inició rápidamente la humillación de los judíos austríacos, a los que hacían limpiar las calles con cepillos de dientes, y también se procedió a expoliar sus bienes, obteniendo todo tipo de objetos, como oro, plata, cuadros, cerámicas, libros y reliquias religiosas, así como muebles y otros objetos domésticos.  Además, se les requisaban todos sus objetos personales, como las joyas, al entrar en los campos de concentración.

En el verano de ese mismo año se creó el primer campo de concentración de Austria, Mauthausen, en el que los prisioneros judíos se dedicaban en gran medida a la fabricación de armamento militar para la Segunda Guerra Mundial.

Retrato de Adele Bloch-Bauer

En este contexto, el retrato de Adele Bloch-Bauer fue confiscado por los nazis, a la vez que su marido Ferdinand Bloch-Bauer huía de Austria. El cuadro se subastó y fue a parar a las manos de un abogado nazi, pasando posteriormente a ser propiedad del gobierno austríaco. En 1945 Ferdinand fallece, dejando su herencia a sus sobrinos, siendo María Altmann una de ellos.  El cuadro permanecería bajo la custodia de Austria en la la Austrian State Gallery hasta que años después, en 1990, el Partido Verde fuerza una revisión de los casos de expolio cometidos por los nazis, pidiendo transparencia en la restitución de las obras de arte requisadas durante ese periodo.

El periodista Hubertus Czernin, abriendo los archivos del Ministerio de Cultura por primera vez desde el Holocausto, halla la invalidez del testamento de Adele, documento al que hasta el momento se había aferrado Austria para validar sus derechos sobre el retrato, ya que el pagador y por tanto propietario de los cuadros era su marido Ferdinand, lo cual dejaba a María como única heredera viva en ese momento y por consecuencia dueña de las obras de arte. A partir de aquí, María inició una larga negociación con su país natal, que se prolongó durante varios años, culminando en el año 2006 con un proceso de arbitraje en Austria en el que María salió vencedora. Los cuadros salieron de la Austrian State Gallery para ser expuestos en Los Ángeles County Museum of Art en Estados Unidos, el país adoptivo de María.

Finalmente, María fue vendiendo los cuadros y repartió las ganancias, que ascendieron a aproximadamente 325 millones de dólares, con sus herederos.

Se calcula que a día de hoy, todavía miles de objetos robados siguen almacenados en Alemania, sin investigarse su procedencia.

Fuentes consultadas
  • Anschluss. (n.d.). Retrieved from http://en.wikipedia.org/wiki/Anschluss
  • Austria. (n.d.). Retrieved from http://www.ushmm.org/wlc/sp/article.php?ModuleId=10007571
  • Campo de concentración de Mauthausen Gusen. (n.d.). Retrieved from http://es.wikipedia.org/wiki/Campo_de_concentraci%C3%B3n_de_Mauthausen-Gusen
  • Maria Altmann. (n.d.). Retrieved from http://en.wikipedia.org/wiki/Maria_Altmann
  • Mein kampf-Adolf Hitler, 1924.
  • Portrait of Adele Bloch Bauer I. (n.d.). Retrieved from http://en.wikipedia.org/wiki/Portrait_of_Adele_Bloch-Bauer_I
  • Republic of Austria vs Altmann. (n.d.). Retrieved from http://en.wikipedia.org/wiki/Republic_of_Austria_v._Altmann
  • The Great Depression. (n.d.). Retrieved from http://fee.org/freeman/detail/the-great-depression
  • (n.d.-a). [Historia Siglo 20]. Retrieved from http://www.historiasiglo20.org/GLOS/anschluss.htm
  • (n.d.-b). The Guardian. Retrieved from http://www.theguardian.com/artanddesign/2011/feb/11/maria-altmann-  obituary?INTCMP=SRCH
  • (n.d.-c). El País. Retrieved from http://elpais.com/diario/2009/12/20/domingo/1261284762_850215.html
  • (n.d.-d). ABC. Retrieved from http://www.abc.es/cultura/20130203/abci-legado-nazi-alemania-arte-201302021422.html
Historia 2.0

3 comments

  1. Meg (@mejugenia) 19 junio, 2015 at 09:05 Responder

    Sólo quiero hacer un apunte sobre la película, desde el punto de vista legal, se procede a un arbitraje en Austria para que los cuadros se queden en el país o se entreguen a la legal heredera del Sr. Bloch-Bauer. En la película aparece dicho arbitraje abierto al público, con el alegato final del abogado de la Sra. Altmann, cosa que jamás ocurriría en un arbitraje de un país europeo, esto último, que puede parecer una tontería es lo que le da mucha fuerza al mensaje del abogado y es totalmente falso, el arbitraje no fue público. Es una licencia muy “americana” para esta película.

Cuéntanos que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies