"La senda de los poetas", de Javier Ramos de los Santos

Esculpidas para la eternidad en las rocas del valle de la Fuenfría, en Cercedilla (Madrid), hay versos de seis amantes de la sierra de Guadarrama: Machado, Panero, Tassara, Nieto, Aleixandre y Rosales, algunos de los más afamados escritores de la historia de la poesía española. Miradores, cascadas, pinares y calzadas históricas jalonan la Senda de los Poetas, una ruta montañera por el más joven parque nacional de España.

La Senda de los Poetas es un camino montañoso que une dos miradores que hay dedicados a Vicente Aleixandre y Luis Rosales en la ladera oriental del valle de la Fuenfría, a una altitud de 1.650 metros, 400 por encima de los tejados de Cercedilla. El camino es pequeño en extensión (200 metros), pero grande en contenido, porque lo salpican versos importantes y porque ofrece las mejores vistas de la sierra de Guadarrama. Además, para llegar hasta la senda propiamente dicha, hay que subir un par de horas, y luego bajar, con lo que, al final, se echa el día entero caminando por paisajes gloriosos, como no se encuentran tan cerca de ninguna otra capital de Europa.

senda poetas_la-zona.muda

El reloj solar de Cela

"Desde esta cima solitaria os miro, campos que nunca volveréis por mis ojos, piedra del sol inmensa, entero mundo, y el ruiseñor tan débil que en su borde lo hechiza". Así reza el primer poema de la senda, el del Premio Nobel Vicente Aleixandre, que fue como un faro cósmico emitiendo, de viva voz, desde su casa de Miraflores.

El siguiente es este pedazo de Machado: "¡Oh, sí!, llevad, amigos, su cuerpo a la montaña, a los azules montes del ancho Guadarrama". Se le había muerto el maestro Giner, el hombre que en la sierra soñaba un nuevo florecer de España. Leopoldo Panero, García Nieto y el romántico y una pizca anacrónico, entre tanto contemporáneo, Gabriel García Tassara, anteceden al bardo predilecto del lugar, al poeta que echó aquí raíces, caminatas y lágrimas y amigos del alma, a Luis Rosales: "Las noches de Cercedilla las llevo en mi soledad y son la última linde que yo quisiera mirar". En el mirador de Luis Rosales hay un buzón con un libro donde los caminantes anotan lo que sienten y ven, que es mucho, desde los cercanos Siete Picos hasta los rascacielos de la capital.

Para llegar a la altura donde se encuentran la senda y los miradores existen varias opciones, de las cuales el viajero se puede informar en el Centro de Educación Ambiental Valle de la Fuenfría, a dos kilómetros de Cercedilla, subiendo por la carretera de la Dehesa. La más interesante es seguir la calzada borbónica (marcada con círculos blancos) hasta dar con una ancha pista de tierra. Son seis kilómetros de subida, unas dos horas de andar sin prisas. Dicha vía data de la tercera década del siglo XVIII, cuando el camino se mejoró para facilitar los traslados de Felipe V al nuevo palacio de La Granja.

Cuando esta carretera cruza el arroyo de la Navazuela, aparece señalizado el desvío que conduce hasta la Ducha de los Alemanes, una cascada de nombre tan curioso que hay quien piensa que se debe a los baños que se daban bajo su chorro los excursionistas germanos que frecuentaban la sierra a principios del siglo pasado.

Poema de Luis Rosales

Poema de Luis Rosales

Si después de leer los poemas y asomarse a los miradores, se sigue caminando diez minutos por la carretera de la República, se descubre el reloj de sol de Cela, dedicado al escritor que, a su vez, había dedicado a esta sierra su Cuaderno del Guadarrama (1952) Es el propio observador el que, si se sitúa en el centro del gran reloj, señala la hora con su sombra. Un mojón de granito recuerda al viajero que transita por el Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama, el de más reciente constitución de la red (2013) A partir de aquí, se puede seguir subiendo por la carretera de la República hasta el puerto de la Fuenfría, y después bajar por la calzada romana (círculos verdes), completando así una ruta circular con mucha poesía e historia a sus espaldas.

BIBLIOGRAFÍA:

  • ESLAVA GALÁN, J., MARTINEZ ROCA., 1000 sitios que ver en España al menos una vez en la vida, 2009.
  • JOSE CELA, C., Cuaderno del Guadarrama, Real Sociedad de Alpinismo Peñalara, 2002.

 

Autor:

[alert-note]"Javier Ramos es periodista y experto universitario en protocolo. Ha trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en diferentes publicaciones y blogs. Es un gran aficionado a la historia y los viajes. Escritor en ciernes.
Administra el blog Lugares con historia"[/alert-note]


Si quieres utilizar este texto perteneciente a Historia 2.0, no olvides citarnos de la siguiente forma:

Ramos, Javier. La senda de los poetas (3 de septiembre de 2015) Historia 2.0 [Blog] Recuperado de: http://historiadospuntocero.com/articulo-colaboracion-la-senda-de-los-poetas-de-javier-ramos-de-los-santos/ [Consulta: fecha en que hayas accedido a esta entrada]

Historia 2.0

Cuéntanos que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies