Budín de naranjas de Fernán Caballero

En Fogones Históricos os traemos la receta del budín de naranjas, por Cecilia Böhl de Faber (Morges, Suiza 1796- Sevilla, 1877). Tal vez este nombre dentro de la literatura no suene a algunas personas, pero, ¿y si le llamamos Fernán Caballero?

Fernán Caballero era el pseudónimo empleado por esta mujer para publicar sus obras.  No tuvo mucha suerte con sus matrimonios, el primer marido murió en Cuba al año de casarse. De su segundo matrimonio, con el marqués de Arco Hermoso, obtuvo material sobre las costumbres rurales ya que vivió en el campo con él. Tal vez, la precaria situación que le dejó su tercer matrimonio, con Antonio Arrom de Ayala que acabaría suicidándose enfermo de sífilis, empujó a Cecilia a publicar sus manuscritos. Así, La Gaviota se publicó por entregas en El Heraldo en 1849.

En sus novelas recrea las vidas y costumbres populares, se considera que esta autora renovó la novela costumbrista que había ido en declive tras el siglo de Oro.

Pero esto no queda aquí, ¿cómo ha llegado a nosotros esta deliciosa receta?

Pues a través de otra gran escritora, la condesa Emilia Pardo Bazán. Primera mujer en publicar un recetario en España. Emilia nace en 1851 en La Coruña y recibe una buena educación.

Su primer poema lo realizó a la edad de nueve años y su primer cuento a los 15, Un matrimonio del siglo XIX, que envió al Almanaque de La Soberanía Nacional.  A la edad de 16 años, coincidiendo con el año de La Gloriosa (1868 para quien no se acuerde) se casó con José Quiroga. Cinco años después la familia Pardo Bazán realiza un viaje por Europa lo que permitió a la escritora acceder a distintos autores a la par que aprendía distintos idiomas. A su vuelta a España entra en contacto con la escuela Krausista a través de Francisco Giner de los Ríos.

En 1876 vive dos acontecimientos importantes: nace su hijo Jaime y gana el concurso de Orense para celebrar el aniversario de Benito Feijoo.

Su primera novela, la publica cuatro años después, Pascual López. Autobiografía de un estudiante de medicina, poco antes de aceptar la dirección de la Revista de Galicia.

Un año más tarde Giner de los Ríos edita su libro de poemas, Jaime.

Con su obra Un viaje de novios introduce la corriente naturalista en España

En el prólogo a su obra “La Cocina Antigua Española” recalca que esta es uno de los documentos etnográficos más importantes, una tarea esencialmente femenil, pero que son los hombres quiénes se llevan la fama. Y, también, destaca la importancia de las creencias o religiones en la cocina pues: “Cada época de la Historia modifica el fogón, y cada pueblo come según su alma, antes tal vez que según su estómago”.

RECETA BUDÍN DE NARANJAS de Fernán Caballero

 “Al zumo de nueve naranjas se le echa una libra de azúcar molido, desleído antes en una docena de huevos frescos y dos cucharadas en colmo de flor de harina superior. Se tiene preparado un molde de hojalata, untado con manteca de Flandes, que se derrite al calor de la lumbre, para que la manteca corra todo por él. Y se pone a cocer todo al baño María, tapándolo con una cobertera de ascuas que se renovarán si se apaga.”

(NOTA: HEMOS REDUCIDO LAS CANTIDADES A LA MITAD)

Receta que hemos seguido:

Ingredientes:

  • 1 libra son 450gr así que hemos utilizado 225gr de azúcar. Nosotros hemos escogido azúcar moreno de ahí el color más oscuro.
  • 4 naranjas exprimidas: 2 vasos de zumo de naranja.
  • 6 huevos.
  • 1 cucharada grande de harina de trigo.
  • Molde de cristal, no necesita manteca, ni aceite, ni mantequilla.

Proceso:

  1. Se exprimen las naranjas y se deja el zumo aparte.
  2. Se baten los huevos y se va incorporando el azúcar.
  3. Cuando quede todo bien mezclado añade el zumo y sigue mezclando.
  4. Tamiza la harina (puedes usar un colador).
  5. Engrasa el molde. Como curiosidad la manteca de Flandes es…., pero nosotros hemos usado aceite de girasol que no enturbia el sabor.
  6. Cocerlo al baño María lleva más de 1h y media por lo que aquí os dejamos un truco:
  • Primero precalentáis el horno a 180ºC.
  • Cubrid el molde con papel de aluminio.
  • Poned el molde dentro de un recipiente resistente-barro o cristal-.
  • Rellenad el recipiente con agua como si fuera al baño María.
  • Dejadlo durante 15 min a 180ºC y luego lo bajáis a 160ºC durante 30 minutos. Consejo: Cada horno es un mundo, si veis que calienta mucho y rápido bajad la temperatura y menos tiempo. También podéis añadir agua fría al recipiente.
  • Para saber si está cogéis una aguja de cocinar o un cuchillo, si sale limpio está listo.
  • Sacad el molde y dejadlo enfriar. Cuando esté frío lo desmontáis y listo. También podéis conservarlo en la nevera hasta su consumición.

Referencias:

Bazán Pardo, E: La Cocina española antigua y moderna, Iano, 2007.

Caricatura de La Flaca: http://documentacionhistoriabachillerato.blogspot.com.es/2011/04/documento-aspirantes-al-trono.html

Cecilia Bohl de Faber: http://www.cervantesvirtual.com/portales/fernan_caballero/

Emilia Pardo Bazán: http://www.cervantesvirtual.com/portales/pardo_bazan/presentacion/

Carmen Herranz García

Cuéntanos que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies