Celestino Mutis. Un genio ilustrado.

Nace en la ciudad de Cádiz, el 6 de abril de 1732. Fue el tercero de los cinco hijos que tuvo el  matrimonio formado por Gregoria Bosio y Julián Mutis. El oficio del padre es determinante para la futura formación de Mutis, puesto que su padre vivía del comercio de los libros.

Estudió en el Colegio de Cirugía de la misma ciudad entre 1749 y 1752, a la vez que simultaneó sus estudios de medicina en la Universidad de Sevilla entre 1748 y 1753.

El profesor de Mutis fue Pedro Virgili, director del Colegio de Cirugía. Este fue un impulsor y reformador de la medicina y la cirugía en España. Por recomendación de Virgili, con 25 años se marchó a Madrid y en 1758 fue nombrado médico de cámara. A su vez su maestro se convirtió en el médico de Fernando VI y en el protector de Mutis.

IIlustración de Álvaro Luna realizada para Historia 2.0 © ÁLVARO LUNA Todos los derechos reservados /All rights reserved. PROHIBIDA su utilización.

Ya en Madrid, en 1750, ocupa una cátedra de anatomía en Madrid, a la vez que comienza a frecuentar las lecciones y colecciones del Jardín Botánico de Migas Calientes.

Entrada al Jardín Botánico de Madrid

Este jardín nació como institución vinculada a proyectos de reforma sanitaria, puesto que la mayor parte de los remedios terapéuticos eran de origen vegetal, y se quiso dotar a la Corte de un huerto medicinal de grandes proporciones, no solo asegurando abastecimiento, sino también un cierto control que protegiese a la población de intrusismos como enfermedades o epidemias.

En este Jardín Botánico de Migas Calientes, Mutis recibió sus primeras lecciones de botánica con Joseph Quer, primer catedrático de botánica del jardín quien había publicado su Flora española entre 1762 y 1764 en sus cuatro volúmenes. Las plantas estaban ordenadas alfabéticamente y el primer volumen incluía una traducción de la obra de Tournefort. Fue uno de los primeros esfuerzos de sistematización de la botánica, aunque los realizó con criterios anticuados y con pretensiones teóricas. Su sucesor en la cátedra y estudios fue Barnades, quien dio mayores pruebas de modernidad publicando en 1767 unos Principios de Botánica, donde se hace patente la influencia de Linneo. Mutis fue amigo de Barnades, y pronto quiso emular al discípulo de Linneo, Löfling, quien participó como botánico en una expedición en América.

SU LABOR ENTRE 1760 Y 1783

Con el nombramiento en 1760 de Pedro Messía de la Cerda como virrey de Nueva Granada, y la demanda por su parte de un médico, hizo que Mutis aceptase el cargo de  médico personal del virrey para llevar a cabo su empresa.

No obstante, no obtuvo fondos y apoyo real para estudiar la flora neogranadina  hasta veintitrés años después debido a lo que los historiadores llaman la coyuntura. En las década 40 y 50 del siglo XVIII se produjo un momento en el que resonaron aires reformistas que coincidían con las ideas mercantilistas imperantes donde la raíz de la riqueza de la monarquía hispana se debía a la explotación de los metales de oro y plata. Pero el estancamiento y endeudamiento de la economía hispana por los continuos gastos y la dependencia de los metales hicieron que se empezaran a tener interés por las plantas del Nuevo Mundo, especialmente para usos medicinales y textiles.

Durante sus primeros veinte años en Nueva Granada se ganó la vida como médico de diversos virreyes y la mayor parte del tiempo estudió sobre las propiedades farmacológicas de las plantas. De forma paralela a su oficio de médico, también se dedicó a la administración de dos empresas mineras, en el Norte de Bogotá y luego a las minas del Sapo siete años después.

En estos años no sólo ejerció de médico y administrador de minas, sino que fue un gran difusor de la astronomía y las  matemáticas modernas en Nueva Granada. En 1762 se hizo cargo de la cátedra de matemáticas y física en el Colegio de Santa Fe. Desde aquí impartió clases física newtoniana y cosmología copernicana en un ambiente universitario aún dominado por la lógica formal aristotélica. En esta época las ciencias se incorporaron por vía de las órdenes religiosas. El mismo Mutis concibió la investigación de la naturaleza dentro de los márgenes de la religión.

EL INICIO DE SU EXPEDICIÓN BOTÁNICA

Mutis no se daba por vencido en la solicitud de su comisión científica y en su obra Representaciones de 1763 y 1764 hacía ver a Carlos III la necesidad histórica de reconocer en sus dominios los nuevos descubrimientos.

Estos requerimientos, que fueron rechazados en la década de los 60, fueron aceptados unos años más tarde con la coincidente promoción del Real Gabinete de Historia Natural y el Real Jardín Botánico, el primero creado en el 1777 y el segundo trasladado en 1781 del Jardín de Migas Calientes. Pero además de las circunstancias generales que propiciaron la expedición de Mutis, debemos mencionar la intervención de Antonio Caballero y Góngora, arzobispo de Santa Fe, gran amigo de Mutis.

Mapa de la Nueva Granada por Blaeu, colección privada.

Ya con un prestigio ganado siendo el primer botánico y astrónomo, Mutis reunió un pequeño grupo formado por el botánico Valenzuela, el pintor Pablo Antonio García y los geógrafos Camblor y Landete.

Desde su llegada a América Mutis había iniciado unos diarios de observaciones donde anotaba las descripciones de la flora y la fauna y suelos americanos. También comenzó a disecar animales, y a recolectar especies que clasificó en función del Species Plantorum de Linné.

El objetivo de su expedición era la de realizar una Flora del Nuevo Reino de Granada y una historia natural y civil del virreinato. La labor que realizó en la expedición era la de revisar las distintas labores de exploración, recolección, herborización y dibujo de las plantas en la localidad denominada Mariquita, en el Norte de Bogotá. Más tarde, en 1790, la expedición se trasladó a Santa Fe que acabó por convertirse en un lugar de referencia y una oficina botánica con corresponsales por todo el virreinato.

Durante los años finales del siglo XVIII y principios del XIX se sumaron a la expedición naturalistas muy conocidos, y se dispuso de un jardín donde se cultivaban y aclimataban las plantas, junto con la numerosa biblioteca de botánica.

Mutis también fue consciente de las necesidades de la época, y en el siglo XVIII tomó relevancia el descubrimiento de nuevas especies para su explotación comercial. Por ello, comunicó en 1785 que había descubierto una especie diferente a la asiática, el té de Bogotá, cuya recolección y explotación puso en marcha aunque el proyecto se paralizó desde Madrid. Pero fue la quina la planta que mayor atención despertó al combatir las fiebres terciarias. En base a esta planta escribió su obra El arcano de la quina, publicada en 1828.  En 1772 descubrió siete especies de quina, cuatro de ellas con propiedades medicinales. No obstante los intereses de los comerciantes particulares y el propio tráfico ilegal hicieron imposible la puesta en práctica de la comercialización de la quina.

Al finalizar el siglo pocas de sus obras estaban concluidas, como la Flora de nueva Granada, las ideas del monopolio de la quina no triunfaban, y tampoco se identificaban las  miles de especies descubiertas por las dificultades de comunicación y la lejanía con Europa.

No obstante, la obra más importante que dejó Mutis fue una colección de más de 5400 láminas de las cuales alrededor de 1000 se realizaron entre 1783 y 1790, en la Mariquita. Primero se recogen las muestras de las plantas, después se fijan los aspectos que se quieren resaltar para luego situar en la esquina de la lámina despieces o croquis. Luego se repasa con tinta y seguidamente se aplican los colores y se culminan los detalles con firmas, nombres o márgenes. Estas prácticas tomaron la mayor parte de las oficinas botánicas. Su taller de pintura se convirtió con el paso del tiempo en la primera escuela de pintura de Nueva Granada, la Escuela Gratuita de Dibujo. Estas láminas no son fruto de un sistema de clasificación europeo, sino que es fruto de una propia estandarización de ordenar y representar la naturaleza. Esta escuela de dibujo se vio interrumpida por el convulso proceso de emancipación americana que se dio al poco tiempo de morir Mutis.

De forma paralela a sus estudios de botánica presentó un  Plan general de estudios   médicos que incorporaba las novedades de Olavide y Mayans del Colegio de Cirugía de Cádiz y en los primeros años del siglo concluyó la construcción del primer observatorio en Santa Fe en el que se recogieron los primeros datos astronómicos y meteorológicos de la región con técnicas modernas. Además, en 1801 fundó la Sociedad Patriótica de Nueva Granada presidida por Mutis e inspirada en las sociedades de amigos del país.

Billete de 2000 pesetas.

Finalmente, enfermo desde 1805, murió el 11 de septiembre de 1808 en Santa Fe.

REFERENCIAS:

Casado Arboniés, M: Bajo el signo de la militarización: las primeras expediciones científicas ilustradas a América (1735-1761). Lucena Samoral, M: Las expediciones científicas en la época de Carlos III (1759-1788). Gutiérrez Lorenzo, M P: Expediciones científicas en tiempo de Carlos IV. En: Díez Torre, Alejandro R. et al: La ciencia española en ultramar: actas de las I Jornadas sobre "España y las Expediciones Científicas en América y Filipinas". Aranjuez (Madrid): Doce Calles, 1999.

Díaz-Piedrahita, Santiago, Matís y los dos Mutis: Orígenes de la anatomía vegetal y de la sinanterología en América. Bogotá: Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, 2000

España Arenas, Gonzalo, Mutis y la Expedición Botánica. Santa Fe de Bogotá: Panamericana,1999

Fonnegra, Gabriel, compil., Mutis y la Expedición Botánica. Bogotá: El Áncora Editores,1983

Martínez, Sanz, J.L: Relaciones científicas entre España y América. Madrid: Colecciones Mapfre, 1992.

Pérez Arbeláez, Enrique: José Celestino Mutis y la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada. Bogotá: Instituto Colombiano de Cultura Hispánica,1983

Si quieres utilizar este texto perteneciente a Historia 2.0, no olvides citarnos de la siguiente forma:

Herranz García, Carmen. "Celestino Mutis. Un genio ilustrado" https://historiadospuntocero.com/celestino-mutis-genio-ilustrado /[Consulta: fecha en que hayas accedido a esta entrada]

Carmen Herranz García

Cuéntanos que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies