La Casa del Cirujano (Reg. VI; Ins 1; 10, 23) por David Cogollo García.

 

La Casa del Cirujano de Pompeya

La Casa del Cirujano de Pompeya o “Casa di Chirurgo” se sitúa al este de la Vía Consular, a unos 50m de la Puerta de Herculano. Su nombre se debe a la amplia gama de instrumentos quirúrgicos encontrados en la casa que hicieron pensar que el dueño de ésta se dedicaba a este oficio. La Casa del Cirujano supone uno de los primeros hallazgos que se produjeron durante las excavaciones borbónicas en el siglo XVIII (1770-1771 y en 1777).

Lo que se pretende en este artículo es realizar un posible retrato del individuo que hipotéticamente realizaba este oficio y que habitó esta casa realizando un pequeño estudio de la zona donde se hallaba (la Región VI); así como de la propia casa con su distribución y decoración (que han hecho pensar que se trata de una de las casas más antiguas construidas en Pompeya) y de los instrumentos quirúrgicos hallados. Esto último permitiendo hablar de cómo funcionaba la cirugía romana y de qué posición gozaban aquellos que se dedicaban a esta actividad.

Localización y entorno

Fig.1. Plano de Pompeya con la Región VI destacada. (Giuseppe Fiorelli 1862).

La casa se localiza en la Región VI, que está en la esquina noroeste de Pompeya, limitada al sur por la Vía de la Fortuna Augusta y al este por la Vía Estabiana. Esta región se compone de unas 17 insulae que contienen diferentes tipos de propiedades entre las que se encuentra la insula 17 o Insula Occidentalis, de gran tamaño. El resto son tiendas, que bordean las calles, y casas, que se sitúan en el interior.

 

Fig. 2. Plano de la Región VI con la disposición de las ínsulas (Imagen de AD79: Destruction and Rediscovery)

 

 

 

El hallazgo

El hallazgo se produjo al poco de conocerse por medio de una inscripción que donde se estaba excavando era en realidad Pompeya y no Estabia, como se creía hasta ese momento. Su excavación tuvo dos etapas: 1770-1771 y otra en 1777.

La Casa del Cirujano se comenzó a excavar en el año 1770 retirándose y documentándose lo que quedaba de las pinturas en 1771 según los diarios de excavación:

“En una casa de dentro de la ciudad, llamada del Cirujano, se encontraron sus paredes con la base pintada en campo negro con algunas cajas y arabescos, y con unos siete figuras de mujeres y otros genios muy desgastados. Entre los objetos encontrados en ella había dos piezas de pinturas de cristal y de oro”. Fiorelli, 1862: 255-257. 

Una vez catalogadas las pinturas y objetos hallados a la entrada de la casa se procedió a profundizar en su excavación surgiendo la totalidad de la casa con sus habitaciones y jardín donde se encontraban las principales pinturas:

“Se continuó la excavación de la residencia del cirujano de la ciudad, y resultó un jardín y dos habitaciones contiguas al mismo, una de las cuales está pintada con la siguiente disposición: alrededor de la sala hay un rosiccio color base, adornada con jarrones y arabescos. Por encima de esta representaciones de arquitecturas con campo amarillo separado cada lado en tres al lado de donde está la ventana. Estas arquitecturas son marcos con historias. La mayor parte de las paredes, o ambos frisos, todavía estaban adornadas con arquitecturas grotesche y con figuras, uno de los cuales es un Baco. En una de las pinturas expuestas anteriormente, se puede ver a una mujer que cubierta, está sentada a pintando, sosteniendo en su mano derecha un pincel que introduce en unos frascos, que se almacenan dentro de una caja, y con la izquierda tiene un disco pequeño. A su lado está un hermas barbudo cubierto por un paño, sosteniendo en una mano un vaso, y la otra un palo. Entre el hermas y la mujer hay un niño con una tabla donde aparece la estatua. Detrás de este marco se ven calles y algunos pilares, y entre estos se observan dos mujeres, una de ellas con la cabeza velada y todo envuelto en un manto, que tiene en la mano como una hoja, y el otro también vistió el índice de boca sinistraverso. En otras pinturas se puede ver a dos figuras, una sentada, y la otra tocando con ambas manos un arpa más hay que verlas todas con un conjunto. En el tercer marco puede haber cualquier cosa, sobre todo se diferencia el marco, un trabajo muy bonito”. Fiorelli, 1862: 255-257. 

La Casa del Cirujano

Fig.3. Grabado con representación y alzado de la Casa del Cirujano (Francesco Piranesi, 1807)

La Casa del Cirujano ha sido frecuentemente identificada como la más antigua de Pompeya, siglo IV a.C, por su fachada de opus quadratum, sus muros internos de opus africanum y sus pinturas murales del Primer Estilo. Lo que sí es seguro es que es anterior a la ocupación romana de Pompeya, pues según la opinión arqueológica moderna se construyó en torno al siglo III a.C, en lugar del siglo IV a.C. como se creía originalmente. También se tiene claro que la casa tuvo una larga ocupación al ser reformada y “actualizada” a las modas arquitectónicas romanas hasta la erupción del Vesubio.

 

La casa está construida en opus quadratum a base de grandes bloques de piedra caliza procedentes del Sarno apilados uno encima del otro, ensamblados, junto con sillares. Por lo general, este tipo de construcción se utiliza sólo para las fachadas y paredes laterales exteriores en Pompeya, sin embargo en la Casa del Cirujano también se utiliza para las paredes del atrio, lo que llevó a los expertos a creer que la construcción primitiva databa del siglo IV a.C.

Fig.4. Planta de la casa. Imagen de AD79: Destruction and Re-discovery.

El diseño de la Casa del cirujano se desvía de la plantilla romana clásica. En lugar de abrir un peristilo, el triclinium de verano daba a un pequeño pórtico con columnas que a su vez daba a un jardín de estilo hortus. Este hortus, que era esencialmente un pequeño jardín de atrás, fue probablemente una característica del diseño original. Seguramente se mantuvo porque el espacio no permitía añadir un peristilo. El nuevo diseño de la casa es posterior a las guerras sociales que tuvieron lugar entre el 91 al 89 a.C. En ese momento, Pompeya había perdido su independencia y se convirtió en una colonia romana.

Los estudios recientes en la casa  han esclarecido algunos debates. Por ejemplo, el  análisis del subsuelo en la década de 1980 sugirió que el edificio actual data de alrededor del 200 a.C. También se han encontrado un impluvium de un atrio anterior bajo el área de servicio de la edificación actual, lo que sugiere una estructura previa interna sobre la trama. Las excavaciones del atrio actual y tablinium también han dado pruebas de un edificio anterior. Una moneda que data de 214-212 a.C. fue encontrada entre los escombros y los restos de yeso bajo el atrio. Estas evidencias demuestran la datación tan antigua de la casa y que se trata de un ejemplo de una casa pompeyana construida con anterioridad a la colonia romana. La arqueología también ha demostrado que en el momento de la erupción del Vesubio, la casa se encontraba dañada o pendiente de una remodelación, ya que se hallaron agujeros de poste en el suelo del atrio que apuntalaban el techo. Este estado ruinoso de la casa (además de los provocados por la erupción) se puede deber a los daños que sufrió la casa durante el terremoto del 62 d.C. y que el propietario no pudo permitirse reparar.

La decoración

La Casa del Cirujano estuvo decorada como otras casas privadas de Pompeya, sin embargo de esta decoración nos han quedado pocos vestigios, ya que la mayoría acabaron por destruirse conociéndose solo por las descripciones y grabados realizados en el siglo XVIII cuando se descubrió la casa. La decoración que tuvo la casa en sus orígenes perteneció al Primer estilo pompeyano imitando el revestimiento de mármoles, pero de este estilo no queda nada. A comienzos del siglo I d.C. la casa fue redecorada con pinturas del Cuarto estilo pompeyano, aunque se conservan muy pocas. Lo mejor conservado de esta decoración está en la sala del jardín (L del plano anterior). Esta decoración consiste en paneles rojos y amarillos por encima de un friso inferior rojo con pequeñas escenas centrales en tres paredes. De esta decoración se atisban diseños arquitectónicos basados en combinaciones de columnas en oro y bronce colocadas en perspectiva y coronadas por arquitrabes, frisos elaborados y cornisas decoradas. Las pinturas de esta habitación se encontraron en Junio de 1771 siendo lo más destacado de las excavaciones.

En una de las escenas encontradas en la casa, que fue trasladada al Museo Arqueológico Nacional de Nápoles, aparece una mujer joven que pinta una efigie de Dionisio. Un Cupido sostiene el cuadro inacabado mientras la mujer mezcla colores en su paleta. En un segundo plano aparecen dos doncellas viendo a la artista con interés.

Fig.5. Escena de la casa trasladada al Museo Nacional de Nápoles. Museo Archeologico Nazionale di Napoli Fotografía del autor.

Otras de las pinturas que se conservan en esta sala son representaciones de escenas domésticas y cotidianas. Estas escenas se encuentran introducidas en las representaciones arquitectónicas simulando terrazas. En ellas aparece una figura femenina portando rollos de papiro y junto a ella un joven leyendo un papiro. También aparece un hombre tocando el arpa. Al sur de la cocina se situaba la pintura de un lararium con cuatro figuras humanas realizando una ofrenda en la parte superior y dos serpientes flanqueando un altar debajo. Esta pintura se descubrió en las excavaciones pero debido a su mal estado no se conservó. Su existencia se conoce por los dibujos de Piranesi.

 

 

 

Los instrumentos quirúrgicos

 Los instrumentos quirúrgicos que se encontraron en la casa en las excavaciones de 1771 forman parte de un conjunto de herramientas que permitieron conocer las técnicas y sistemas quirúrgicos utilizados en la Edad Antigua, aunque solo se han podido establecer la función de aproximadamente 17 instrumentos del total de los hallados.

Los instrumentos quirúrgicos variaban entre la sencillez de una caña o el cañón de una pluma de ave hasta los aparatos usados para reducir fracturas y luxaciones. La evolución de la medicina hizo que surgieran nuevos instrumentos y que se perfeccionaran los existentes. Estos solían estar hechos de hierro, cobre y sus aleaciones, bronce y latón, usándose como soldaduras el estaño y el plomo. Con la carburización del hierro se acabaron creando herramientas de acero.

La evolución de la cirugía durante el helenismo hizo que se perfeccionaran los instrumentos y técnicas, que se diferenciaran y se distanciaran los médicos de los cirujanos aún más, y que aparecieran los grandes especialistas.

Muchos de los instrumentos quirúrgicos utilizados en época romana se conocen por los hallados en la Casa de Cirujano de Pompeya junto a los encontrados en una taberna de la Vía de la Abundancia y, más recientemente, en Herculano.

Los instrumentos descubiertos son numerosos. En 1947, las reproducciones de estos instrumentos fueron presentados a la Biblioteca de Ciencias de la Salud de Claude Moore  por la 8ª Unidad de Evacuación Médica de la Universidad de Virginia después de su servicio en Italia durante la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad se hallan en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles. La colección es uno de los mejores ejemplos de la supervivencia de los instrumentos que disponía un cirujano en el primer siglo antes de Cristo. A continuación se mostrarán algunos de los ejemplares encontrados en la casa y su función en la antigüedad:

Fig. 6. Espéculo vaginal (izquierda); Tijeras quirúrgicas (derecha); Espéculo rectal (centro);Palancas o acomodadores de hueso (izquierda); Pinzas (derecha). Imágenes de Surgical Instruments from
Ancien Rome, Univerdidad de Virginia.

  • Espéculo vaginal: se trata de un dilatador vaginal (dioptra). Comprende un priapiscus con 2 (a veces 3 o 4) articulaciones que mediante válvulas se abren y cierran por un mango con un mecanismo de tornillo. Se utilizaba para el tratamiento de los trastornos vaginales y uterinos. Los espéculos encontrados son grandes y se reconocen fácilmente al no haber sufrido el mismo grado de destrucción que otros instrumentos, como sondas, escalpelos y agujas. Están realizados en bronce.
  • Espéculo rectal: La primera mención del espéculo rectal se encuentra en el tratado sobre la fístula de Hipócrates. Según este autor servía para curar “las entrañas”.
  • Palancas o acomodadores de huesos: estos instrumentos se utilizaban para colocar los huesos fracturados haciendo palanca e incluso eran utilizados para apalancar los dientes.
  • Fórceps para hueso: se utilizaban para extraer trozos de hueso de cráneos fracturados.
  • Tubos para prevenir contracciones y adhesiones: se usaban tras operaciones de nariz, recto, vagina, etc; para prevenir la contracción o la adhesión. También servían para transportar o hacer llegar las medicinas a la parte afectada.
  • Administrador de enemas: de diferentes tamaños y realizados con cobre.
  • Agujas de cauterización: cada cirujano ideaba sus instrumentos de cauterización. Eran empleadas como bisturís, hemostáticos y como forma de destruir los tumores al calentarlos al fuego.

    Fig.7. Forceps (izquierda); Ventosas para sangrías (derecha); Administradores de enema (izquierda);Escalpelos (derecha). Imágenes de Surgical Instruments from Ancien Rome, Universidad deVirginia.

  • Sonda portátil: en la Casa del Cirujano se encontraron un grupo de sondas guardadas en una especie de estuche para protegerlas y almacenarlas.
  • Catéter: se utilizaba para acceder a venas y arterias.
  • Ganchos obstétricos: son muy citados en la literatura griega y latina. Servían para acceder a los vasos sanguíneos y a pequeños trozos de tejido para la escisión. Para la disección realizaban la labor de los fórceps.
  • Pinzas: aunque se utilizaban mayormente para el uso doméstico en la cirugía también tenían su función.
  • Pinzas para Úvulas: servían para amputar úvulas, para prevenir la hemorragia al extraerla.
  • Escalpelos: son pequeñas navajas muy afiladas para cortar tejido humano con facilidad al estilo de los bisturís actuales.
  • Tijeras quirúrgicas: se trata de tijeras de latón muy afiladas que funcionaban mediante la presión y no mediante las dos cuchillas cruzadas.

    Fig.8. Ganchos obstétricos; Estuche con sondas; Agujas de cauterización; Sondas espátulas. Imágenes de Surgical Instruments from Ancien Rome, Univerdidad de Virginia.

  • Sondas espátulas: se componían de un eje largo con un extremo en punta y otro con forma de espátula. Era un instrumento farmacéutico más que quirúrgico para la aplicación de medicinas. Por un lado se administraba el medicamento y por el otro se esparcía.
  • Sondas-curetas: realizaban la función del instrumento anterior al mismo tiempo que de sonda. Su función era mezclar, medir y aplicar medicamentos.
  • Ventosas para sangrías: se utilizaban para facilitar las sangrías de ciertas partes del cuerpo como tronco, brazos o piernas.

Acerca del posible propietario: los cirujanos en la Antigua Roma.

Si damos por hecho que en esta casa habitó un cirujano esto nos lleva a hablar de la situación que disfrutaban estos profesionales en la sociedad romana antigua. En un principio, en Roma existían médicos esclavos o domestici medici pertenecientes a núcleos familiares con muy escasa formación y que ejercían en el ámbito de la familia a la que pertenecían. También podía existir un liberto con el título de superpositus medicorum con un rango un poco superior que el médico esclavo.

En época republicana la medicina se basaba en la observación de las causas, los síntomas asociados a éstas y el tratamiento correcto de la enfermedad. En esta época surgieron posturas enfrentadas que debatían si aceptar o no la medicina importada de otros lugares, sobre todo griegos, que ejercían como especialistas para las capas sociales más elevadas previo pago. En el siglo I d.C. la medicina se seguía ejerciendo por parte de libertos junto a curanderos, masajistas, herbolarios… Esto hizo que se considerara la medicina como profesión de esclavos y libertos. En cuanto a los médicos que no eran esclavos ni libertos y que gozaban de plena ciudadanía, se dedicaban a la medicina para adquirir una situación económica y social favorable, o bien porque era una profesión hereditaria y familiar. La proporción de médicos ciudadanos aumentó conforme se facilitó el acceso a la ciudadanía por parte de los distintos emperadores. Estos, además, mejoraron su formación al relacionarse Roma con otras culturas debido a su expansión lo que dio lugar a diferentes escuelas entre los médicos, que hubieron que convivir con la presencia de otros sistemas de curación más populares basados en la magia, la adivinación, creencias populares, etc. Con el desarrollo de la medicina, la asistencia sanitaria se pasó a desempeñar en varios niveles: los médicos para medicina general, los especialistas en parcelas específicas de la medicina (oftalmología, por ejemplo) y los cirujanos. El médico podía ejercer así en distintos medios:

  •  Médico personal: acompañaban a personas de las élites sociales como su médico personal y privado. Cobraban un alto precio por acompañar a su señor en su séquito.
  • Médicos de instituciones: eran médicos pertenecientes a diferentes instituciones, comunidades, corporaciones... dependientes del Estado o de entidades particulares. Por ejemplo, médicos de gimnasios, de gladiadores, de establecimientos militares…
  • Médicos militares: al principio las labores asistenciales a los soldados eran efectuadas por médicos personales o entre los propios compañeros. Con el tiempo aparecieron médicos en las legiones con graduaciones militares ayudados por enfermeros que ejercían en los valetudinaria.

Fig. 9. Fresco pompeyano en el que aparece un cirujano extrayendo una flecha de la pierna de Eneas. Imágenes de Pompeii in pictures.

La cirugía es la más antigua de las tres ramas en la que se divide la medicina siendo Hipócrates quién le concedió su mayor desarrollo y tras él los médicos alejandrinos Filoxeno, Sóstrato, Herón, Apolonio y Hammodio. Uno de los pocos cirujanos romanos conocidos de la era precristiana fue Arcagato del Peloponeso.

Entre los años 25 a. C. tenemos como figura médica de importancia a Aulo Cornelio Celso. En realidad no hay constancia de que ejerciera la medicina, pero se conserva un tratado de medicina (“De Re Medica Libri Octo”) que describe por primera vez la técnica quirúrgica de la ligadura. Describe también hasta 50 tipos de instrumentos quirúrgicos. Se trata de una vasta obra que incluye tratamientos para heridas, hemorragias, heridas de flecha o varices, y atribuye a la cirugía una importancia capital entre las especialidades médicas.

Así describe Celso al cirujano ideal:

“El cirujano debe encontrarse en la madurez de la vida, tener mano rápida y firme, que nunca vacile, y tan rápida la derecha como la izquierda; vista aguda y clara; aspecto tranquilo y compasivo, ya que su deseo es curar a los pacientes, y a la vez, no dejar que sus gritos le hagan apresurarse más de lo requieren las circunstancias, ni cortar menos de lo debido; tampoco permite que los aullidos del paciente causen mella en él ni en su trabajo”.

En Roma, los cirujanos constituían un grupo aparte de los médicos. Podían ejercer a domicilio, en su propio hogar. También existían privados que iban acompañando a su señor. En el campo de la cirugía destacó Galeno, que se hizo merecedor de una gran fama como cirujano y traumatólogo realizando intervenciones nuevas y exitosas como la reparación de un labio leporino, o la extirpación de pólipos nasales.

Referencias

BERRY, J.  (2009), Pompeya. Madrid.

DYER, T. (1871), Pompeii. Its history, buildings, and antiquities. An account of the destruction of the city, with a full description of the remains and of the recent excavations, and also an itinerary for visitors. London.

__________ (1807), The ruins of Pompeii. London.

_________ (1868), Pompeii. London,  349.

FIORELLI, G., (1862), Pompeinarum antiquitatum historia. Napoli, 255-257.

FIORELLI, G., SORGENTE C. (1858-1860), Tabula coloniae Veneriae Corneliae Pompeis quam denuo recognitam. Napoli.

FUMAGALLI, P. (1876), Pompeja. Traité pittoresque, historique et gèométrique. Firenze.

JONES, R. (2007), “The urbanization of Insula VI at Pompeii”. Ministero per i beni e le attività culturali soprintendenza archeologica di pompei. Atti del c Convegno internazionale, Roma 1-3 febbraio. Roma

MARTÍNEZ SAURA, F. (1996) La medicina romana: (desde la perspectiva de “De Medicina” de A. Cornelio Celsio.). Madrid.

MAU, A. (1899), Pompeii. Its life and Art (traducción de Francis Willey Kelsey). New York.

MORLICCHIO, F. (1901), Guida di Pompei illustrata. Scafati. Italia.

PADERNI, C Et al. (1796-1808) Gli Ornati delle pareti ed i pavimenti delle stanze dell'antica Pompei figure incisi in rame parte II. Firenze, 71, 104.

PIRANESI F. (1807), Antiquités de la Grande Gréce aujourd’hui Royaume de Naples.  Paris.

PUCCI, E. (1968), Pompeya, guía práctica para visitar las excavaciones. Firenze.

 

Recursos electrónicos:

AD79: Destruction and Re-discovery [www.ad79eruption/pompeii/regio-vi/reg-vi-ins-1/houseof-the-surgeon]

Excavaciones en  Pompeya  [www.kenyablues.lasexcavaciones-en-la-ciudad-de.html]

Internet Archive [www.archive.org]

Pompeii. La fortuna visiva. Archivio di immagini e testi dal XVIII AL XIX secolo. La Casa del Chirurgo [www.

pompei.sns.it/prado_front_end/index.php]

Pompeii in pictures [www.pompeiinpictures.com]

Surgical Instruments from Ancient Rome [www.hsl.virginia.edu/historical/artifacts/antique/instrum ents.cfm]

 

Biografía

Soy Licenciado en Historia en la Universidad de Alcala de Henares. He realizado el Máster de Arqueología del Mediterráneo en la Antigüedad clásica en la Universidad Complutense de Madrid. He participado en proyectos arqueológicos en España (dibujo arqueológico) y en Italia (excavaciones en Pompeya). También he participado en tareas de catalogación de la colección de cristal romano e informatización de piezas cerámicas de Naukratis en el Museo Británico. Esporádicamente  he realizado ponencias en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid). Como se puede comprobar, soy un enamorado de la Historia y sobre todo de la Antigüedad romana y concretamente de Pompeya, Herculano y Estabia, unos fenómenos de la arqueología romana.

 

Historia 2.0

Cuéntanos que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies