María Pita, una mujer contra toda una Armada

Ha pasado a la historia como María Pita, pero lo cierto es que se llamaba Mayor Fernández de la Cámara y Pita. Se sabe que su nacimiento se produjo alrededor de 1556, en Santiago de Sigrás, una parroquia del oeste del ayuntamiento de Cambre (cerquita de A Coruña) y que trabajó ayudando en el negocio de sus padres, propietarios de una tienda. En 1581 contrajo matrimonio por primera vez, lo que repetiría hasta en tres ocasiones más, quedando viuda en todas ellas. Sus cuatro maridos le dejaron cuatro hijos, y cuentan que no contrajo matrimonio una quinta vez porque así se lo exigió en testamento su último marido.

Inglaterra y la Felicísima Armada

Corría el año 1589 e Inglaterra no acababa de salir del asombro causado por la fallida visita de La Armada Invencible e Isabel I de Inglaterra puso en pie de guerra a una flota gigantesca para atacar Santander (donde estaba amarrada una buena parte de la armada española) y más tarde Lisboa, segunda capital del imperio. Para esta tarea se mandó a Sir Francis Drake que decidió «obviar» una orden directa de la reina, saquear A Coruña, y así evitar un conflicto directo con la Armada.

Sin Francis Drake

Los soldados de la Union Jack desembarcaron cerca de A Coruña y tras largos días de lucha feroz y fuego intenso, la población ofreció resistencia tras los muros de la Ciudad Vieja. Tanto mujeres como niños colaboraron en la defensa de la ciudad… pero el enemigo consiguió finalmente abrir una gran brecha de acceso en la muralla.

Es entonces cuando María Pita historia que cabalga entre el mito y la realidad se dice que enfadada al ver caído a su marido durante el asalto a la ciudad vieja, derriba y mata al alférez inglés (de una pedrada, un ladrillo, lo atravesó con una pica… quién sabe) arrebatándole su bandera. Se dice que este hecho se llevó a cabo al grito de "quien teña honra, que me siga” (“quien tenga honra, que me siga"), lo que desmoralizó a la tropa inglesa y provocó la retirada de, nada más y nada menos, 26.000 ingleses. Una vez acabada la batalla, ayudó a recoger los cadáveres y a cuidar a los heridos. Junto con María Pita, otras mujeres de A Coruña ayudaron a defender la ciudad; una de las más conocidas fue Inés de Ben, herida por dos balas inglesas en la batalla.

A la vista de esta heroicidad, el ánimo de los abatidos coruñeses se transformó, y se lanzaron sobre los enemigos que emprendieron precipitadamente la huida. Cabe destacar que a A Coruña llegaron noticias de que llegaban refuerzos por tierra y al ver todo lo que habían perdido: 1300 hombres, 3 buques y 4 barcazas de desembarco hundidas por los cañones del fuerte y de los barcos españoles (Rodríguez González, 2005), decidieron retirarse.

Como mero apunte, después del fracaso en el asedio de A Coruña, Francis Drake y su tripulación pusieron rumbo a Lisboa para provocar el levantamiento de los portugueses contra los españoles. Pero las epidemias, el mar bravo, que solo tenían 44 caballos para transportar todos los materiales, que se habían quedado sin alimentos, sin munición y un sin fin de desgracias más, el 16 de junio decidieron ordenar la retirada. La expedición de la Contraarmada está considerada como uno de los mayores desastres militares de la historia de Gran Bretaña.

Para concluir con la historia de nuestra María Pita, en la ciudad de A Coruña, se levantó una estatua de bronce en una plaza con su nombre, en donde aparece la heroína alzando una lanza y con el cuerpo sin vida del alférez inglés que atacó la ciudad a sus pies.

Al enviudar por última vez, el rey Felipe II le concedió una pensión que equivalía al sueldo de un alférez más cinco escudos mensuales y le concedió un permiso de exportación de mulas de España a Portugal.

Ilustración de Marta Hernández realizada para Historia 2.0 ©MARTA HERNÁNDEZ. Todos los derechos reservados /All rights reserved. PROHIBIDA su utilización.

Ilustración de María Pita hecha por Marta Hernández para Historia 2.0 ©MARTA HERNÁNDEZ. Todos los derechos reservados /All rights reserved. PROHIBIDA su utilización.

Bibliografía

  • Perelló Renedo, Esteban (2000). María Pita e dezaseis dias de maio. Hércules ediciones.
  • SAAVEDRA VÁZQUEZ, María del Carmen (2003). María Pita: una aproximación a su vida y a su tiempo.
Patricia Á. Casal

Cuéntanos que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies