¿Cuál es el origen del árbol de Navidad?

Aunque los Celtas y otras culturas ya veían el árbol como un elemento sagrado y los adornaban para celebrar el solsticio de invierno, se dice que la tradición del árbol de Navidad surgió en el S.VIII en Alemania y que pasó de ser una costumbre pagana, a una religiosa.

San Bonifacio (680-755), fue un obispo que emigró a Alemania con la idea de evangelizarla. Precisamente allí vio como los habitantes del lugar celebraban el solsticio de invierno junto a un roble al que consideraban sagrado. El roble se hallaba en Hesse y el árbol se consagraba a Thor, se le ofrecía cada año un sacrificio. Bonifacio, enfadado, se atrevió a coger un hacha y cortar el roble sagrado.
La leyenda dice que el roble al caer aplastó todos los árboles de alrededor excepto un pequeño abeto, y que viéndolo el obispo como una señal sagrada, lo tomó como referencia para representar la Navidad. A partir de aquí la gente comenzó a usarlo y adornarlo como símbolo cristiano de la llegada del nacimiento del Mesías.
Siglos más tarde Martín Lutero instauró la tradición de adornarlo con velas (hoy luces, claro).

Los primeros árboles de Navidad que se expusieron en una plaza pública fueron en Tallín (Estonia) en 1440 y el Riga (Letonia) en 1510.

Marta Sixto

1 comment

Cuéntanos que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies