Visitando Córdoba

En nuestro viaje para descubrir MONTURQUE aprovechamos para visitar la capital del Al-Ándalus, Córdoba. Os traemos una visión general de la ciudad, pues hay monumentos a los que seguramente les dediquemos su propia cápsula como la mezquita, el alcázar o Medina Azahara.

La ciudad se fundó en época romana, concretamente en el 169 a.C por el pretor Marco Claudio Marcelo y se convirtió en la capital de la Hispania Ulterior.

La capital se vio envuelta en varios conflictos, en el 143 a. C fue sitiada por Viriato y, en el 45 a.C, por Julio César durante las guerras contra Pompeyo; tras la batalla de Munda volvería a ser sitiada y destruida.

Poco a poco recuperaría su esplendor llegando a recibir la nomenclatura de Colonia Patricia. Durante el mandato del emperador Claudio se alza el templo dedicado a Marte, cuyos restos pudimos ver en la calle Claudio Marcelo.

Durante su época romana fue cuna de grandes personajes como Séneca o Lucano y, otros menos conocidos, como el obispo Osio, que intervendría en el Concilio de Nicea.

El traslado de la capital a Hispalis supuso el declive de Córdoba. A ello se le suma el saqueo del visigodo Agila en el siglo V, aunque no sería conquistada hasta el reinado de Leovigildo.

En el 711 con la llegada de los musulmanes, Córdoba volverá a resurgir, mostrando su mayor esplendor durante el Califato en el siglo X.

En este punto no podríamos sino dirigirnos hacia la mezquita pasando por las puertas de su muralla -cuyo horario gratuito es de 8 a 9 de la mañana todos los días, madrugamos, pero mereció la pena-.

En el 756, el Omeya Abd-el-Ramán se proclamó emir dependiente del Califato de Damasco. Este inició la construcción de la Gran Aljama y que remataría su hijo Hisham I, quien construiría a su vez varias mezquitas. Fue enterrado junto a su padre en la Rawda. Ambos y sus sucesores se encargaron de engrandecer la ciudad sin reparar en gastos convirtiéndose en una gran capital y en un gran centro cultural.

En el 929 los omeyas se independizan del Califato de Damasco, se funda el Califato de Córdoba. En el 936 Abd-el-Ramán III manda construir Madinat al-Zahra´ o la Ciudad de al-Zahra que por desgracia no nos dio tiempo a visitar, en otra ocasión seguro.

Con la invasión almohade se saqueó la ciudad de al-Zahra y Córdoba entró en declive tomando el relevo Sevilla pero no a nivel cultural pues durante este periodo encontramos a personajes como  Abu-l-Walíd b. Rushd o Averroes (1126-1198) y el judío Musa b. Maymún o Maimónides (1135-1204).

Será en 1256 cuando Fernando III conquiste la arruinada ciudad y repoble esta con gentes del reino leonés, pero los nobles no van a habitar en la ciudad sino fuera de esta por lo que no será hasta el reinado de Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón cuando Córdoba recupere algo de su esplendor perdido ya que se convirtió en el centro neurálgico para la conquista del reino nazarí de Granada. Como curiosidad, fue en esta ciudad en donde los Reyes Católicos se entrevistaron por primera vez con Colón y en donde este conoció a Beatriz Enríquez de Arana.

A lo largo de los siglos XVI-XVII habitaron en la ciudad personajes como Luis de Góngora. La nobleza cristiana se asentó levantando palacios como la casa de los Villalones construido por Hernán Ruiz.

Si queréis planificar una ruta qué se puede ver, horarios y demás dirigiros a la web de turismo de Córdoba:

https://www.turismodecordoba.org

REFERENCIAS:

Cuenca Toribio, José Manuel: Historia de Córdoba. Córdoba, 2002.

Si quieres utilizar este texto perteneciente a Historia 2.0, no olvides citarnos de la siguiente forma:

Herranz, Carmen: Visitando Córdoba. Historia 2.0. [Blog] Recuperado en: https://historiadospuntocero.com/visitando-cordoba/ [Consulta: fecha en que hayas accedido a esta entrada]

Carmen Herranz García

Cuéntanos que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies