Andy Warhol: Un genio del arte en tiempos de consumo, en Caixa Forum.

Recientemente estuvimos viendo la exposición Andy Warhol: el arte mecánico de Caixa forum Madrid.

Andy Warhol (1928-1987) fue sin duda uno de los grandes artistas de la segunda mitad del siglo XX. Hijo de inmigrantes, nació en Pittsburg, desde pequeño su salud enfermiza marcó mucho su forma de vida. De familia pobre y religiosa, la trágica muerte de su padre en un accidente en la mina donde trabajaba y la indemnización van a poder permitir que el joven Warhol pueda costearse los estudios universitarios, formándose en artes técnicas y no en Bellas artes.

La afición por el arte venía de su madre, con quién hizo algunas obras, dibujos y comenzó a experimentar el arte mecánico a través de la tinta china y la serialización con sellos. Sus comienzos profesionales van ligados al mundo publicitario, como diseñador de anuncios para prensa. En sus inicios en el pop Art vemos cómo Warhol trabaja con una técnica aún no muy depurada, con alguna mancha que nos remiten al expresionismo abstracto de Jackson Pollock o trabaja con puntillismo como hacía Roy Lichtenstein, pero pronto va a depurar esa técnica en un estilo propio. (Cómo ejemplo podemos ver la obra Before and After)

Durante esta etapa utiliza bastante la marca Cocacola como un elemento recurrente, casi como un símbolo de unidad e identidad de los americanos, pues es una bebida igual para todos. Una de sus obras más representativas, las famosas cajas de Brillo, es un buen ejemplo del Pop Art, donde el artista juega a convertir en arte algo tan común y cotidiano como era el jabón, como un homenaje y una reinterpretación de los Ready Mades que Marcel Duchamp inició décadas atrás.

Tras la muerte de Marilyn Monroe en 1962, Andy Warhol comienza a trabajar sobre su imagen, como homenaje póstumo, realizando una obra a modo de Tondo dorado que recuerda al mundo del icono religioso, haciendo así una especie de sacralización de lo banal. Otra de sus musas fue Elizabeth Taylor, quien estuvo al borde de la muerte tras una operación y sin duda de sus grandes inspiraciones fue Jackie Kennedy, la muerte de JFK marcó la historia de América, dado su carácter mediático y Jackie se convierte en la viuda de América, lo cual hizo que Warhol admirase mucho su imagen, realizando multitud de obras a través de recortes, ampliaciones, serigrafía recordando el fotomatón que, según Warhol era la máquina perfecta.

Pero si hay una obra emblemática en Andy Warhol esa es la serie de Sopa Campbell, donde el artista serigrafía los 32 sabores existentes, recordando así la comida de su infancia y conviertiendo la sopa en un icono, llega a ser tal la fama que la propia empresa Campbell comienza a hacer vestidos con este motivo como el que se encuentra en la exposición y que viene del Museo del Traje de Madrid.

Aparte de la obra pictórica, Andy Warhol comienza a trabajar también con el vídeo realizando algunas grabaciones a artistas  consagrados como Marcel Duchamp o Salvador Dalí y a un joven emergente Bob Dylan. También realiza cine experimental, donde utiliza la acción lenta en obras como Sleep, Eat y ralentiza la exposición en obras como Empire State una película de larga duración donde grabó el emblemático edificio de Nueva York.

En 1972 y con motivo de la visita de Nixon a China Warhol realiza la serigrafía de Mao Tse Tung, ampliando e interviniendo el retrato oficial del dirigente asiático, maquillando su rostro y llegando a convertir su imagen en serie para papel pintado.

Cómo artista pop fue el productor y manager de The Velvet Underground y realizó multitud de portadas de discos desde el famoso plátano de Velvet Underground, para los Rolling Stones o para el disco Made In Spain de Miguel Bosé en el año 1983. En una sala podemos encontrar las silver clouds, una especie de nubes de color plateado brillante y pulido realizadas en colaboración con un ingeniero de la Nasa, con un material que para el representó perfectamente la idea de progreso y futuro. Anteriormente trabajó para la NASA haciendo una pequeña obra que se envió a la Luna y que  no dejó claro que quiso representar pero que se puede identificar como un pene.

Cuentan que en un momento de crisis  le invitaron a pintar aquello que el quisiera y realizó el cuadro Dollar Sign como parte de un tríptico junto a otras obras como unos cuchillos que hizo criticando la violencia doméstica. La presencia de la muerte en la obra de Warhol es casi una constante, aparece también en la obra Pistola de 1968 donde aparece un revolver similar al que utilizaron para atentar contra él dos días antes de la muerte de Robert F Kennedy y el cual dejó graves secuelas al haber atravesado varios órganos vitales del artista. En esta parte final de la exposición hay varias obras que remiten a ese mundo de la muerte, del espectáculo que es la muerte para Warhol, como los 13 más buscados, la silla eléctrica o la calavera donde juega con la sombra como un rostro de bebé en ese juego dualidad vida, muerte convirtiendo este motivo en otro ejemplo de su arte pop y comercial, de gran éxito.

No debemos olvidar que el éxito de Andy Warhol reside en su tiempo. Estados Unidos en los años 50-60 vuelve a ser la potencia económica tras la II Guerra Mundial y su sociedad se convierte en el referente del consumismo. En el arte el Pop Art se consagra tras años de abstracción y de expresionismo abstracto con Pollock a la cabeza del movimiento. Warhol supo sumarse a ese cambio de mentalidad, adaptarse desde su formación en artes técnicas a una sociedad que consumía, haciendo de lo cotidiano arte, llegando a tal su éxito comercial que la última obra que vemos en la sala es el mejor reflejo de esta sociedad. Se trata de un lienzo tratado con elementos químicos de manera que reaccionan a la orina, en este caso si que es orina del propio artista pero hay otras obras similares en las que participaron amigos y miembros de la Factory.

Termina la exposición con 2 salas anexas donde vemos en la primera una colección de retratos fotográficos del propio artista y en la otra una vídeo instalación con grabaciones de la Factory donde aparecen amigos como Lou Reed, Nico de Velvet Underground y algunas de sus musas. Sin duda, está exposición es la más extensa que podemos encontrar en España para poder acercarnos a conocer y disfrutar de la obra de un gran genio de su tiempo, amado y odiado pero siempre destacado, un buen plan para disfrutar en Madrid hasta el 6 de Mayo.

Biografía Colaborador:

Álvaro Juanas Fominaya es Licenciado en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Museos Educación y Comunicación por la universidad de Zaragoza, entre su experiencia profesional ha trabajado como educador en Mirarte para Fundación Mapfre, Museo ABC, Fundación Canal, actualmente trabaja para el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y estuvo haciendo prácticas en el Museo Diocesano de Jaca o el Bata Shoe Museum de Toronto.

Sergio de la Gándara

Cuéntanos que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies